Con la cirugía bariátrica se obtienen resultados eficaces en la mayoría de pacientes, por esta razón cada vez son más las personas que eligen este método como tratamiento definitivo contra la obesidad. Una vez que el paciente toma la decisión de realizarse este tipo de cirugía surge una de las principales dudas ¿cuál técnica quirúrgica elegir?

Una de las primeras opciones que encontrará el paciente en su búsqueda es la cirugía de Manga Gástrica. Esta técnica de reducción de estómago cuenta con grandes ventajas frente a otras alternativas y se convierte en una buena opción para bajar de peso saludablemente. Sin embargo, solo el cirujano bariátrico, en base a un análisis, determinará el tipo de cirugía para cada paciente.

Pérdida de hasta un 70% del exceso de peso

La pérdida de peso gracias a la manga gástrica en comparación de otros tratamientos es sumamente notoria y aunque la cantidad que se pierde dependerá del paciente y sus característica se ha podido notar la reducción de kilos progresivamente de 6 a 12 meses y de forma un poco más lenta se puede seguir perdiendo peso hasta 24 meses después de la operación.

Menos complicaciones

Gracias a que la cirugía se realiza vía laparoscopía, no es agresiva, el metabolismo se adapta y va cambiando lentamente por lo tanto no sufre como en otros tratamientos. También debido a la forma que es realizada la intervención la digestión no es alterada y se evita el dumping. Al realizarse esta cirugía no es necesario tener que regular las infecciones ya que no se coloca ningún cuerpo extraño en el organismo y esto evita mayores riesgos.

Rapidez en la recuperación

Con este método aparte de evitar las complicaciones, los pacientes tienen un estimado de 7 a 10 días para la recuperación. Comenzando la recuperación se deberá tener una dieta líquida y luego de un tiempo el paciente deberá ir incorporando alimentos sólidos hasta poder ingerir cualquier tipo de alimentos. Ya pasado este tiempo se puede llevar una dieta normal siguiendo las indicaciones del médico tratante.

El estómago no recupera su tamaño

La manga gástrica es una de las cirugías más populares debido a que se reduce significativamente el tamaño del estómago hasta en un 80%, se utiliza como método de reducción grapas y las mismas muy pocas veces son expulsadas por el estómago, haciendo de este método una intervención para toda la vida porque es imposible que el estómago vuelva a crecer a su tamaño original.

No es necesario mantenimiento quirúrgico adicional

Este tipo de cirugía solo requiere de un plan alimenticio en donde se asegure el cambio de hábitos del paciente. Al cumplirse las indicaciones del nutricionista no se vuelve a recuperar el peso perdido ni el tamaño del estómago. No se requiere de operaciones posteriores, solo cuidados durante un año o el tiempo que indique el médico tratante.

Fuente: http://www.napoleonsalgado.com