La Banda Gástrica se trata de un procedimiento encaminado a facilitarle la pérdida de peso, limitando la cantidad de comida que podemos tomar, mediante la colocacin de una banda de silicona alrededor del estmago cuya capacidad disminuirá hasta un tamaño de 25-30 CC.

banda gastricaEn este procedimiento, se coloca una banda hueca fabricada en silicona alrededor del estómago cerca de su extremo superior, creando una pequeña bolsa o reservorio y un conducto estrecho que comunica con la porción remanente más grande del estómago; como un reloj de arena. Este pequeño conducto retarda el vaciado de los alimentos desde el reservorio y produce una sensación de estómago lleno. La Banda Gástrica se puede estrechar o dilatar con el tiempo para cambiar voluntariamente el tamaño del conducto.

Inicialmente, la bolsa es de unos 20 a 25 cc. y posteriormente se dilata a unos 50 – 60cc. Con ello, alcanzará rápidamente un alto nivel de saciedad y le será más fácil perder peso.

Información de interés.
Es una Banda de silicona que se implanta alrededor del estómago en la parte más alta.

  • Se coloca bajo anestesia general y por vía Laparoscópica.
  • Fácilmente reversible, se retira bajo anestesia general y por laparoscopia.
  • Sistema ajustable con suero fisiológico.
  • El estómago reduce su capacidad de albergar alimentos.
  • Se produce una sensación de saciedad y una disminución de la “cantidad” de comida que podemos ingerir.
  • No es apta para comedores de dulce “Golosos”.
  • Si no cuidamos la dieta se vomita con frecuencia.
  • Dieta después de colocar la banda.

La dieta de los pacientes con Banda Gástrica, debe seguir unas estrictas pautas que requieren una reeducación de los hábitos alimentarios, disminuyendo el volumen de las comidas, masticando bien los alimentos y evitando tragar porciones gruesas y sólidos pues aumentaría el riesgo de vomito y dilatación del reservorio. Debe evitar tomar alimentos líquidos hipercalóricos (batidos, helados etc.) En principio, recomendamos una ingesta de 800-1000 calorías durante el primer mes, para proseguir con unas 1200 calorías en lo sucesivo. Al reducirse la capacidad del estómago, sentirá menos apetito así como un nivel mayor de saciedad.

Es fundamental conocer cuando está a punto de quedar saciado, y dejar inmediatamente de comer, pues en caso contrario, notará sensación de náusea o vómito y su estómago sufrirá una adaptación progresiva, con aumento de su capacidad (dilatación), que invalidará en parte el beneficio de la banda gástrica, al tiempo que favorece la erosión de la pared del estómago y posibles complicaciones graves.

Asimismo, lo importante no es sólo lo que se come sino CÓMO se come. Debe comer despacio y masticando perfectamente los alimentos. La garantía de buenos resultados exige una estrecha colaboración entre el paciente y su equipo médico.