El Bypass Gástrico es una excelente herramienta para perder peso en forma significativa.

La cirugía de Bypass Gástrico consiste en crear un pequeño estómago que permite que el paciente se sienta lleno con porciones pequeñas de alimentos, pero además se conecta el intestino directamente a este pequeño estómago, con el fin de disminuir parcialmente la absorción de algunos alimentos y producir pérdidas de peso significativamente mayores que con la Banda gástrica.Bypass-gástrico

La operación de Bypass Gástrico se realiza por cirugía laparoscópica, y consiste en reducir el estómago y hacer que los alimentos vayan directamente desde este estómago reducido hacia el final del intestino (“bypasseando” la mayor parte del intestino, de ahí su nombre)

Ventajas del Bypass Gástrico por laparoscopia

Se trata de una cirugía laparoscópica, es decir, que la operación se hace a través de pequeñas incisiones en el abdomen, a través de la cuales se introduce un telescopio conectado a una pequeña cámara de video. Esto hace que no sea necesario hacer una incisión grande en el abdomen como se hace en la cirugía tradicional abierta.

Post Cirugía

Las porciones de los alimentos se reducen en tamaño pero son similares en calidad a lo que consume cualquier persona que no tenga obesidad, es decir, una dieta balanceada pero con porciones reducidas, que harán que el paciente se sienta satisfecho.

Luego de las primeras semanas, posteriores a la cirugía de Bypass gástrico, los pacientes pueden volver a sus actividades normales sin restricción alguna. No hay ninguna actividad que no pueda volver a practicarse luego de un Bypass gástrico. Los pacientes no sólo retoman las actividades normales sino que se encuentran en condiciones de asumir actividades que antes no podían practicar debido a su obesidad: practicar diverso tipo de deportes (inclusive deportes de impacto), nadar, bucear, montar en bicicleta, viajar sin restricción, etc.

Bypass Gástrico