La Manga Gástrica es una forma de cirugía para perder peso que está ganando impulso.

manga-gastricaEl nombre completo de este procedimiento es gastrectomía vertical en manga, pero es ampliamente conocido por el término más común “manga gástrica”. Es un procedimiento restrictivo, lo que quiere decir que es un procedimiento por el cual el paciente va a comer menor cantidad de alimentos.

Hoy por hoy es el más nuevo y prometedor de los procedimientos para el manejo y control de la obesidad. En la manga gástrica no se dejan cuerpos extraños ni aditivos especiales en el interior que puedan ser rechazados además de no alterar en mayor medida la fisiología del organismo y además tiene un excelente índice de mejora de las enfermedades agregadas a la obesidad, como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, cardiopatía, etc.

Es un procedimiento en el que se extirpa quirúrgicamente una porción del estómago. El procedimiento se realiza en pacientes obesos y con obesidad mórbida para causar la pérdida de peso y solucionar o mejorar la salud general con respecto a las co-morbilidades relacionadas con la obesidad, como la diabetes, la apnea del sueño, osteoartritis, enfermedad por reflujo gastroesofágico, y la hipertensión.

Este procedimiento se realiza por vía laparoscópica y, a diferencia de la banda gástrica, es un procedimiento irreversible.

La duración del procedimiento varía entre una y tres horas. Como promedio, los pacientes permanecen en el hospital durante dos o tres días. Al igual que otros procedimientos bariátricos, regresar a sus actividades normales y el trabajo de oficina por lo general toma un par de semanas.

Manga Gástrica

“Muchas veces los pacientes después de un año han bajado mucho de peso, alguno han llegado a su peso ideal, pero después del segundo o tercera año de operados se relajan, dejan de ir a los controles con el médico y se ponen a comer helados, chocolates y dulces. Esos pacientes que son rebeldes y hacen las cosas a su manera son los que pueden ganar peso. Pero hay que tener en cuenta que nunca vuelven a su peso original”